Buscar

Siéntate conmigo

mes

enero 2017

Explicando el ‘conceto’ de accesibilidad absurda

Admitámoslo. Las puertas son un mal invento a no ser que sean basculantes, como las de los bares del lejano oeste. Y ni así, porque siempre corres el riesgo de que alguien la abra desde el otro lado medio segundo antes de que llegues tú a hacer lo mismo.

Las únicas que a nosotros, los usuarios de sillas de ruedas, nos valen son las correderas. Y si son automáticas, pues mucho mejor. Eso si no van seguidas o precedidas de una convencional, Seguir leyendo “Explicando el ‘conceto’ de accesibilidad absurda”

Y tú, ¿te permites frustrarte?

Lo chanantes decían que “‘hijo’ de puta hay que decirlo más”. Yo, en la línea de ellos, defiendo que en esta época que nos está tocando vivir nos frustramos poco. O menos de lo que deberíamos, creo. Así, en general.

Es que hay padres que llevan las agendas de sus hijos y saben mejor que ellos las tareas que tienen que hacer. Y lo que me parece más preocupante: no les ayudan a hacer los deberes sino que van más allá y, directamente, los hacen ellos. Estamos tendiendo a una sobreprotección y a sacarle a los chavales las castañas del fuego y no creo que esa sea la mejor manera de que aprendan. Seguir leyendo “Y tú, ¿te permites frustrarte?”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑