(Publicado originalmente en El Faradio el 02/12/2016)

Y es que el hombre que escribe en tercera persona del singular, y que lleva más de media vida en silla de ruedas, vio el martes el documental “Jo també vull sexe!” (¡Yo también quiero sexo!) que emitió la televisión pública catalana.

Le dejó un regusto agridulce. Por un lado se sintió muy orgulloso de toda la gente que dio la cara para explicar cómo se viven las relaciones sexuales (y la ausencia de las mismas) tanto desde el punto de vista del discapacitado como del de las personas que ofrecen servicios de asistencia sexual.

Accede desde aquí al artículo completo

Anuncios